¡Descarga la app!

Accede a más contenido como este.

Mirando Hacia el Frente y con Esperanza

Una Guía para no olvidarnos los pilares fundamentales de la transformación espiritual. Explora los siguientes versículos y aprende a sentirte en plenitud emocional ahora mismo.

Publicidad


“El que camina en justicia, y habla lo recto, el que aborrece la ganancia de violencias, el que sacude sus manos por no recibir cohecho, el que tapa su oreja por no oir sangres, el que cierra sus ojos por no ver cosa mala: Este habitará en las alturas: fortalezas de rocas serán su lugar de acogimiento, se le dará su pan, y sus aguas serán ciertas.” Isaías 33:15-16

Si en algún momento de tu vida se presentan algunas preguntas o dudas puedes confiar en El Señor para obtener respuestas.

La Palabra del Padre Celestial se encuentra escrita y a disposición de cada hijo e hija de Dios que anhele superar las piedras en el camino.

Muchas veces nos veremos viviendo en algún momento de nuestras vidas en escenarios tristes. Situaciones que nos mantienen alejados de la Fe. Lejos de la oración y del Espíritu Santo.

Justamente es en este tipo de espacios donde Dios se manifiesta ante cada ser humano.

Publicidad


“Yo les he dicho estas cosas para que en mí hallen paz. En este mundo afrontarán aflicciones, pero ¡anímense! Yo he vencido al mundo.” Juan 16:33

Si tenemos algún tipo de pregunta, podemos depositarla en oración: cualquier sensación que tengamos podemos encomendarla en nombre del Padre Celestial.

Acercarte a personas y seres queridos, que vivan su vida dedicada al Señor. Estas personas te podrán dar un punto de vista iluminado y guiado por el Espíritu Santo.

Dios transforma y perdona todo pecado, invitándonos a orar y actuando desde lo que nos dicta el corazón.

Nuestra vida puede ser distinta. Si necesitamos realizar algún tipo de cambio. realmente debemos confiar en la Gloria del Señor. 

El camino que emprendamos y decidamos crear, estará iluminado por la fuerza de la Fe, siempre.

Publicidad


“En cambio, dejen que el Espíritu les renueve los pensamientos y las actitudes” Efesios 4:23

Al momento de estar en esa sensación de derrota y una energía negativa debemos intentar reconectar nuestra realidad con una sensación de superación y motivación superior.

Siempre tenemos que saber que Dios y el Espíritu Santo estarán allí para llenarnos de fuerza y darnos el rumbo necesario de nuestros pensamientos y actitudes.

Es por este motivo que quizás necesitemos atravesar situaciones difíciles y momentos de conflicto para reencontrarnos con el Padre Celestial, que nos ayuda a ver el dolor para no olvidarnos de la cura junto al Espíritu Santo.

Tú eres mi escondite y mi escudo; en tu palabra he puesto mi esperanza. Salmos 119:114

Es muy evidente que volvemos a Dios y nos acercamos a Él en los momentos donde nos sentimos con mucha presión. Donde los problemas se presentan de distintas maneras. 

Pero debes reconocer siempre y dejar desde tu corazón que el Espíritu Santo guíe su luz.  Tenemos que entender que al compartir a diario la oración y predicar con acciones de Fe para las personas que más lo necesiten, nos acercará un paso más a nuestro Padre Celestial. 

De esta manera, nos equilibrará la espiritualidad gracias a los dotes de bondad y la Gloria de Dios. Nos encomendaremos a su sabiduría eterna para poder sortear cualquier situación que se nos presente.

Orando a diario, agradeciendo junto a cualquier plegaria que nos ayude a salir día a día a ser mejores personas. 




Versículo diario:


Artículos anteriores

Consiguiendo un Espacio de Paz Mental

Actualizando Nuestra Energía Vital

Despejando el Camino de Incertidumbres

Fortaleciendo Nuestra Confianza