¿Qué sucedería si Cristo viniera a la tierra hoy? 4 puntos a considerar.

Pensemos por un instante qué pasaría si hoy Dios vuelve a la tierra. ¿Qué ocurriría? 

¿Lo reconoceríamos? 

“Preocupémonos los unos por los otros, a fin de estimularnos al amor y a las buenas obras. No dejemos de congregarnos, como acostumbran hacerlo algunos, sino animémonos unos a otros, y con mayor razón ahora que vemos que aquel día se acerca.” Hebreos 10:24-25

Muchas veces hemos hablado acerca de estos tiempos modernos donde la tecnología y el consumo pretenden dictar los valores a seguir por nuestra comunidad. Entonces, no es nada ilógico pensar que si Dios volviera hoy a la tierra no le reconoceríamos. Es por eso que debemos estar en permanente contacto con nuestro corazón y estar alerta a lo que Dios nos dice a través de él.

Publicidad


¿Estaría orgulloso?

“Y ahora, queridos hijos, permanezcamos en Él para que, cuando se manifieste, podamos presentarnos ante Él confiadamente, seguros de no ser avergonzados en Su venida.” Juan 2:28

Personalmente creo que aquí habrá opiniones divididas. Estarán los exigentes que ven que decepcionaríamos a Dios por aquellas cosas en las que fracasamos; y estarán los otros que promediarán una respuesta aceptable. Pienso que la clave está en ver todo con actitud positiva y con la posibilidad de crecer siempre en Dios: no olvidemos que nunca es tarde.

Publicidad


¿Aún tendrá Fe en nosotros?

“Por eso también ustedes deben estar preparados, porque el Hijo del hombre vendrá cuando menos lo esperen.” Mateo 24:44

Acerca de este punto yo creo que definitivamente Dios nunca perderá Su Fe en nosotros. No por nada Él es perfecto y recordemos que en el acto más desinteresado entregó la vida de Su propio hijo para poder salvarnos a nosotros del pecado. Entonces: Sí. Definitivamente Dios aún conserva intacta Su Fe en nosotros como hijos Suyos.

Publicidad


¿Qué mensaje nos daría?

“Estoy convencido de esto: el que comenzó tan buena obra en ustedes la irá perfeccionando hasta el día de Cristo Jesús.” Filipenses 1:6

Personalmente imagino a Dios bastante conciso a la hora de compartir Su sabiduría, ya que muchas veces el mensaje se distorsiona con una acumulación de palabras. Claro está que yo tengo muy claro qué mensaje nos transmitiría Dios hoy en Día: El de amarnos los unos a los otros. Los tiempos podrán cambiar y las personas podrán cambiar también, pero el amor seguirá siendo el mismo y su poder también.