¡Descarga la app!

Accede a más contenido como este.

Reafirmando Nuestros Valores Espirituales

Cultivando diariamente nuestro vínculo espiritual nos ayudará a evolucionar como seres de luz. Aprende en el siguiente artículo a tener una visión para destinar tu senda de aprendizaje.

Publicidad


“Porque en ti está la fuente de la vida; en tu luz vemos la luz.” Salmos 36:9

Si te detienes a pensar un poco en lo esencial del cuidado emocional y espiritual, podrás entonces expandir tu Fe hacia Dios. Sus bendiciones te ayudarán a cada paso pero tú eres la persona responsable de tu cuidado y de tus decisiones.

Tienes todas las condiciones para evolucionar sanamente y tener una buena vida. Pero debes trabajar para ello: escucha la voz del Señor que te habla en tu interior desde tu corazón. Si logras conectarla con el Espíritu Santo, senutrirá tu cuerpo llenándote de energía positiva y de su Gloria.

Suelta esa piedra, ese peso que te mantiene en las sombras de la soledad. Retoma el sendero de tu cuidado y del respeto por los valores de la Fe. Cosecharás cosas buenas para tí y los tuyos si escuchas a Jesús que nos nutre con amor y pureza.

Publicidad


“Entonces, ya sea que comáis, que bebáis, o que hagáis cualquier otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios.” 1 Corintios 10:31

Equilibrar y alimentar nuestra relación con el Señor es una tarea cotidiana. Debemos dar todo en la misma medida que anhelamos recibir.

Si nos mantenemos en oración comunicándonos con El Señor, tomando decisiones acorde a su voluntar y alineándonos con su objetivo Divino, entonces seguramente podremos alcanzar la paz necesaria en nuestros corazones.

¿Realmente consideras que puedes entablar un vínculo más profundo con el Espíritu Santo?

Paso a paso, día a día, semana tras semana, se irá cimentando tus emociones y comprendiendo lentamente cómo es tu avance junto al Padre Celestial.

Publicidad


“Entonces, ya sea que comáis, que bebáis, o que hagáis cualquier otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios.” Juan 6:33

Puedes profundizar tu vínculo con el Espíritu Santo ya mismo. Si te interesa, puedes hacerlo hoy mismo: invirtiendo tiempo lograr un cuidado propio.

Leyendo la Palabra de Dios, nutrirás tu mente y tu corazón con enseñanzas únicas. Ya lo sabes, cada cambio que hagas será bienvenido en tu vida y lograrás generar nuevos hábitos que te bendecirán con mejoras en tu cotidianeidad.

Emprende este camino retomando los valores que cimientan nuestra vida. Respetando al prójimo, intentando ayudarlo siempre que lo necesita y por supuesto amando de igual a igual a todas las personas que nos rodean. El Señor nos dejó bien claro en sus Escritos Sagrados el modo de perdonar y de recibír el perdón de manera auténtica.


“Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre sino por mí.” Juan 14:6 

El día de hoy tendrás una tarea que te ayudará a conocerte: harás un ejercicio mental con recuerdos del pasado. Armarás un collage imaginario.

Busca momentos de tu vida pasada, Abre ese baul de la memoria sin miedo. Conecta y trae las imágenes que reflejen tu vida o tus intereses más genuinos. Piensa en este collage como tu autobiografía. Piensa en 10 momentos importantes de tu vida y pon un título a cada uno. Incluye tu pasado, tu presente, tu futuro y tus deseos.

Sigue sacando hasta que tengas una buena cantidad de imágenes Ahora organiza esos recuerdos en el orden que quieras. ¿Cómo resultó el collage? ¿Te sientes bien con esas imágenes? ¿Muestran alegría, tristeza, melancolía? ¿De estos 10 momentos, cuál es tu preferido? ¿Por qué? ¿Qué tiene de especial?

A veces los resultados tardan, pero la vida tiene su ciclo, si la tierra es fecunda y la semilla buena, el resultado aparecerá. Y será una cosecha fuerte y rica. Ocúpate de la siembra y ten paciencia, porque nadie cosecha antes de sembrar. El Señor siempre estará junto a Tí, en todo momento y lugar.




Versículo diario:


Artículos anteriores

Un Balance Justo y Necesario

Diciembre: El Mes del Milagro Universal

Perdiendo el Rumbo del Camino