Siempre a Su servicio: 6 celebridades internacionales que utilizan su fama en servicio de Dios

“Por lo tanto, mis queridos hermanos, manténganse firmes e inconmovibles, progresando siempre en la obra del Señor, conscientes de que su trabajo en el Señor no es en vano.” Corintios 15:58

Justin Bieber ha dejado que la religión cobre cada vez más y más protagonismo en su vida. El cantante decidió que Dios guiara sus pasos y le sirviera de referente para su actitud en la vida. Y entre tantos cambios y emociones, sigue totalmente volcado en ello. Tras superar su etapa más dura no solo a nivel profesional si no también a nivel personal, Justin Bieber encontró la calma en la religión.

Publicidad


“Quien quiera servirme, debe seguirme; y donde yo esté, allí también estará mi siervo. A quien me sirva, mi Padre lo honrará.” Juan 12:26

Oprah Winfrey. En sus propias palabras: “Todo lo que soy ha llegado por mi creencia en lo que llamo Dios. Mi idea siempre fue que había una fuerza, una presencia, una energía, una entidad divina, un ser que me amó. Y la idea de ser amada por ese ser es lo que me mantiene conectada a tierra, centrada y fuerte. Crecí con las historias de Elías y Eliseo y Sadrac, Mesac y Abed-nego en el fuego. Todos estos personajes bíblicos e historias eran lo que aprendí antes de que aprendiera rimas o cuentos de hadas. … Aprendí lo que significa confiar en Jesús y no depender de tu propio poder. "

Publicidad


“Entonces Jesús se sentó, llamó a los doce y les dijo: —Si alguno quiere ser el primero, que sea el último de todos y el servidor de todos.” Marcos 9:35

Jessica Simpson. Jessica nació en Texas pero creció en Dallas. Tanto ella como su hermana Ashlee son hijas de un predicador quien las crió bajo los preceptos que Dios imparte. Jessica comenzó cantando en la iglesia para luego perseguir su carrera artística, pero nunca se olvidó de sus orígenes y sus creencias, es por eso que aún hoy ella ayuda al orfanato Operación Sonrisa y la fundación Make a wish.

Publicidad


“Porque ni aún el Hijo del hombre vino para que le sirvan, sino para servir y para dar su vida en rescate por muchos.” Marcos 10:45

Nick Jonas. Nick, famoso cantante miembro, junto a sus hermanos, del grupo Jonas Brothers, es hijo de un ministro de las Asambleas de Dios. En sus propias palabras: "Nuestra Fe es muy importante para nosotros y es una gran cosa en todo lo que hacemos. Para nosotros es imprescindible vivir una vida de valores. Se trata de ser un caballero, tratar a las personas con respeto y ser los mejores chicos que podemos ser", dijo en relación a la banda que lideraba. "He tenido un increíblemente intenso viaje con la Fe, la religión y mi crecimiento como persona. Mi creencia en Dios es todavía muy fuerte e importante para mí como persona, eso es todo lo que debería importar. "Crecí en un ambiente de la iglesia, y yo siempre voy a tener amor por la Iglesia, pero lo que es importante para mí ahora en mi vida es mi relación con Dios y que no ser juzgado y que no juzgo."


“Su señor le respondió: ¡Hiciste bien, siervo bueno y fiel! En lo poco has sido fiel; te pondré a cargo de mucho más. ¡Ven a compartir la felicidad de tu señor!” Mateo 25:21

Katy Perry. La famosa cantante Katy Perry, que en un tiempo cantaba en una iglesia, reveló recientemente que Dios la ayudó cuando atravesaba una crisis grave de depresión. "Tengo tantas ganas de ser Katheryn Hudson (su nombre real) que hay veces en las que ni siquiera quiero verme como Katy Perry, y esa es una de las razones por las que me corté el cabello, porque realmente quiero ser yo misma", comentó la cantante. La famosa de 32 años confesó que su canción By the Grace of God (Por gracia de Dios), fue producto de su proceso para sanar esas ideas y sentimientos.


“Toda la escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir y para instruir en la justicia, a fin de que el siervo de Dios esté enteramente capacitado para toda buena obra.” Timoteo 3:16-17

Gwen Stefani. La cantante reveló que su relación con Dios se ha vuelto más intensa después de un período reciente de dificultades que atravesó y expresó su gratitud “por el apoyo que recibí de la gente cerca de mí”. Gwen dice que su divorcio tras 13 años de matrimonio fue muy traumático, pero que Dios envió a las personas adecuadas a estar con ella: “parece que he estado en este capullo y yo estaba dispuesta a liberarme, por muchas razones. Y hay mucha gente a mi alrededor que me vinieron a ayudar y hacerme sentir como una persona nueva y me levantaron.”