¡Descarga la app!

Accede a más contenido como este.

Sumando Confianza a tu Ser Interior

La confianza será fundamental para vincularte mejor con tu entorno espiritual. Comprende en el siguiente artículo cómo acercarte a la construcción de confianza en tu vida.

Publicidad


“No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús." Filipenses 4:6-7

Para lograr una construcción saludable de confianza en tu vida, deberás comprender que resulta ser un pilar fundamental para la Fe.

El Espíritu Santo te muestra diversos ejemplos en la vida con situaciones y momentos en los que se pone a prueba todo lo que representas como hija o hijo de Dios.

Esos ratos compartidos, a veces muy breves, con esas personas especiales en tuvida, tus familiares, tus amigos o amigas, esos seres queridos que se acercaron y crecieron junto a tí. Son esas personas las que te hacen sentir que puedes confiar siempre en su amor.

Si sentimos que nos estamos distanciando del camino de luz, debemos deterner nuestra marcha por un segundo y analizar qué nos ocurre o nos conmueve .

Para lograr la superación de la tristeza en este momento, debemos compartir en comunión con Dios todo aquello que necesitamos sanar. Y si es feliz, esta alegría compartida se multiplica. Si resulta ser un escenario complejo, debemos confiar en el Señor y construir confianza plena en sus bendiciones.

Publicidad


Bendito el hombre que confía en el Señor y pone su confianza en él. Será como un árbol plantado junto al agua, que extiende sus raíces hacia la corriente; no teme que llegue el calor, y sus hojas están siempre verdes. En época de sequía no se angustia, y nunca deja de dar fruto." Jeremías 17:7-8

Si deseas que tus cimientos de confianza estén en diversos espacios de tu vida puedes apoyarte y acudir a tus seres queridos y amistades.

Este tipo de vínculos se solidifican en base a la confianza que generamos con la otra persona: una complicidad intensa.

Es buen tiempo para buscar a otras personas cercanas, confiar en estos seres de luz y apostar a lo compartido en el pasado para construir un futuro próspero y repleto de Gloria junto a Dios.

Lo mismo sucede con nuestro vínculo con Dios. Debemos dejar entrar la esperanza y estar disponible para el encuentro con el Padre Celestial. El corazón abierto y la sonrisa pronta, ¡no hay mejor forma de transitar la senda del Espíritu Santo.

Publicidad


"Cuando cruces las aguas, yo estaré contigo; cuando cruces los ríos, no te cubrirán sus aguas; cuando camines por el fuego, no te quemarás ni te abrasarán las llamas." Isaías 43:2

Agradecer y celebrar que caminamos junto a nuestro Padre Celestial. Debemos renovar cotidianamente nuestro agradecimiento sentido a nuestro Señor.

La Esperanza no refiere a algo ilusorio e inalcanzable. La Palabra de Dios nos enseña a verlo de otro modo y desde una perspectiva superadora.

De allí que podemos decir que Esperanza es igual a expectativa segura en la Gracia del Señor.

Nuestra Esperanza se evapora cuando perdemos el contacto con el Espíritu Santo. Por el contrario, nuestras expectativas crecen cuando llega el final del día y tenemos la certeza de que Él tiene un plan y un propósito para que lo llevemos a cabo.


"Por la mañana hazme saber de tu gran amor, porque en ti he puesto mi confianza. Señálame el camino que debo seguir, porque a ti elevo mi alma." Salmo 143:8

Si logramos aprender a depositar nuestra confianza en todo aquello que hacemos en nuestra vida, podremos vivenciar la Sabiduría de Dios en nuestro día a día. Siempre que lo hagamos de manera consciente, responsable y convincente. 

Los caminos de la Fe y del Espíritu Santo, son decisiones cotidianas, y no impulsos que llevan muchas veces a desarrollar situaciones de sufrimiento.

Ver expuestos nuestros sentimientos y emociones más íntimos ante el Señor, puede ayudarnos a comprender desde otro lugar y con otra mirada cómo nos sentimos realmente.

Si además buscas una persona cercana a tí, que te escuche y te guíe, podrán estar en comunión, compartiendo algo más que una amistad, un lazo familiar, sino que estarán junto al Señor.




Versículo diario:


Artículos anteriores

Diciembre: El Mes del Milagro Universal

Perdiendo el Rumbo del Camino

El Nacimiento de Algo Especial