¡Descarga la app!

Accede a más contenido como este.

Un Mapa de Ruta hacia tu Corazón

¿Estás en un momento donde necesitas una bocanada de aire para renovarte? Es momento de volver a sentir esa sensación tan sanadora en tu vida.

Publicidad


“¿Acaso no lo sabes? ¿Es que no lo has oído? El Dios eterno, el Señor, el creador de los confines de la tierra no se fatiga ni se cansa. Su entendimiento es inescrutable.” - Isaías 40:28

Si algo tenemos que reconocerle al arte, la música, la literatura y la cultura en general es la diversidad de géneros, estilos e interpretaciones que posee. Desde cambios idiomáticos y generacionales hasta pasando por momentos históricos de cada país donde se originaron los movimientos artísticos. No importa si fue la adaptación de un libro, una obra teatral o el estribillo de un poema, cada uno de estos dejó una impronta en las sociedades. Esa impresión quedó plasmada tanto desde el momento de su creación, su concepción en el espacio y el tiempo, como en la huella que le otorgó su artista, autor o creador.

Publicidad


"¿Quién subió al cielo y descendió? ¿Quién recogió los vientos en sus puños? ¿Quién envolvió las aguas en su manto? ¿Quién estableció todos los confines de la tierra? ¿Cuál es su nombre o el nombre de su hijo? Ciertamente tú lo sabes". - Proverbios 30:4

Toda obra se tiñe de la personalidad de quién la crea. Quizás hasta muchas veces no se llega a imaginar el alcance que se logra tener cuando uno se encuentra dándole forma (como no poder imaginar nunca que una partitura de Beethoven puede seguir siendo escuchada hoy en la modernidad). Así es como las actuales generaciones que descubrieron y se toparon con piezas escritas, grabados, pinturas y partituras, interpretaron y sintieron diversas sensaciones. Hasta poder apropiarse de las creaciones, impulsando y generando fuentes de inspiración para nuevos modelos y paradigmas de entendimiento.

Publicidad


"Todas las cosas fueron hechas por medio de El, y sin El nada de lo que ha sido hecho, fue hecho". - Juan 1:3

Al momento de imaginar, concebir y materializar, el artista no puede divisar qué sensaciones podrá generar en las mentes y corazones de quienes las observen, escuchen o lean.

Por lo general, la creación siempre puede llegar a tener algún tipo de impronta adquirida, ya sea en el estilo en el que se basó o los tonos de colores utilizados por ejemplo. Pero si hay una característica única que posee la cultura y el arte es que son universales.

Las interpretaciones y sensaciones que se generan dependerán pura y exclusivamente de quienes las descubran, de los sentimientos que se encuentren en juego en ese preciso momento por parte de los interlocutores u observadores. Nadie podrá tener una interpretación única.

Cada persona podrá recibir y percibir de modos únicos las estrofas de un poema, los colores de una pintura y las notas de una composición musical.


“Al que con sabiduría hizo los cielos, porque para siempre es su misericordia." - Salmos 136:5

Quizás nunca antes te has puesto a pensar que es así como la Fe y el Espíritu Santo pueden llegar a ser reconocidos por millones de personas de un modo universal. Generando sentimientos únicos e irrepetibles para cada ser que profesa la palabra de Dios.

¿Qué sanación provoca la oración en tu persona? Esto es algo que sabrás si y solo sí dedicas tiempo de oración con nuestro Padre Celestial. ¿Qué solución iluminará tu corazón con la lectura de las Santas Escrituras?

Algo que podrás develar si ofreces devoción y entendimiento a las enseñanzas de Jesús. Así como el arte, Dios trasciende fronteras y prolifera sus bendiciones a lo largo de cientos de generaciones que buscan sanar de un modo único.

Para cada persona la Fe llega en formas y tiempos diversos. Debemos estar abiertos en espíritu, mente y alma para recibir la gracia y la divinidad de Jesús.





Versiculo diario:


Artículos anteriores

Liberándote del Pasado

Reparando Heridas del Corazón