¡Descarga la app!

Accede a más contenido como este.

Un Nuevo Año se Aproxima: Renueva tus Metas

Si sientes que este año no fue lo suficientemente desafiante, prepara un comienzo de ciclo con metas renovadas y el espíritu repleto de amor. Descubre en este artículo el modo de planificar el nuevo año que se asoma.

Publicidad


“No mintáis los unos a los otros, habiéndoos despojado del viejo hombre con sus hechos, y revestido del nuevo, el cual conforme a la imagen del que lo creó se va renovando hasta el conocimiento pleno,” Colosenses 3:9-10

Realizar una revisión de lo que vivimos durante este año nos permitirá saber si logramos lo que anhelábamos, si pudimos llegar a esos objetivos que durante el año pasado pensamos como importantes. No es necesario pensar en cosas materiales. Mucho menos en mediciones numéricas. Lo que importa realmente es saber si nos rodeamos de personas que nutren nuestro corazón. Si en nuestras decisiones y pensamientos prevalece un pensamiento positivo y repleto de Fe.

¿Cómo entonces pensaremos lo que nos hizo realmente bien y nos acercó al Espíritu Santo?

Publicidad


“Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su grande misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva, por la resurrección de Jesucristo de los muertos,” 1 Pedro 1:3

Si necesitas motivación en tu recorrido cotidiano, establece objetivos realizables, que te den energía suficiente para sentirte plenamente, aprendiendo e incorporando aprendizajes cotidianamente.

Puedes enumerar una lista de ambicioes y anhelos, sin importar el ámbito: ya sea algo en la familia, con seres queridos, desde tu perspectiva laboral o desde tu salud física. Tu sabes bien en qué estás necesitando equilibrarte. El Señor te ayudará y te Intenta enfocarte en alcanzar algo que realmente te apasione, así te involucras plenamente el tiempo necesario para superarte y sentir que lo incorporaste en tu vida.

Publicidad


“Los muchachos se fatigan y se cansan, los jóvenes flaquean y caen; pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán." Isaías 40:30-31

Mayormente este tipo de logros y objetivos obtenidos, generará hábitos en nuestra cotidianeidad. Todo aquello que se adquiere como un logro y una conducta de superación, nos añade una sensación de crecimiento y amor propio que nos añadriá esperanza.

Debemos cultivar ese tipo de espacios en nuestro día y darles el lugar que se merece. Del mismo modo que lo hacemos con la oración y con la lectura de la Palabra. Pensando siempre que todo lo que nos propongamos estará bendecido y guiado en le Plan Divino del Salvador.

Establecer nuestros límites y materializar una meta adecuada, alcanzable y a nuestra medida tambié es parte de la revisión para los planos del nuevo año.


“En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos, y renovaos en el espíritu de vuestra mente, y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad.” Efesios 4:22-24

Seguramente necesitaremos rodearnos de personas, seres queridos, familiares, y hasta por qué no, de algunos recursos que nos ayuden en el camino de este nuevo descubrimiento que representa el nuevo año. Desde la Espiritualidad, la Biblia, será un manual de vida listo para consultar a todo momento y todo lugar. La oración podrá ser ese momoento de reconexión diaria para reestablecer y resetear pensamientos negativos. A veces que las metas están más cerca de lo que uno cree o se propone. 

Debemos siempre mantener la pacienca y la perseverancia entrenadas. Son elementos de nuestra personalidad que podremos cultivar gracias a las bendiciones del Padre Celestial. Las oraciones y plegarias dirigidas a mostrarte una guía y una luz para llegar a dicha meta, estarán bajo la bondad de Cristo.


“Y te amará, te bendecirá y te multiplicará, y bendecirá el fruto de tu vientre y el fruto de tu tierra, tu grano, tu mosto, tu aceite, la cría de tus vacas, y los rebaños de tus ovejas, en la tierra que juró a tus padres que te daría.” Deuteronomio 7:13

Mentalízate, poder ser realistas nos permitirá no pensar ambiguamente ni sentirnos lejos de nuestros objetivos planteados. Trabajar en dar pasos concretos, cotidianos y que representen un involucramiento constante, será una base para pensar en el futuro inemdiato.

Puedes compartir esta lista de objetivos con alguien de mucha confianza en tu entorno. Quizás alguien que te conozca hace mucho tiempo te conoce desde afuera de tu mente y tu óptica.

Jesús estará dándote el apoyo necesario para que logres pensar con claridad todo aquello que consideres que nutrirá tu corazón, tu mente y tu espíritu. Ten en cuenta eso, el Señor sólo busca tu felicidad. La superación que alcances, estará bendecida por el milagro del Espíritu Santo.





Versículo diario:


Artículos anteriores

Expresiones de Transformación Positiva

Conectando con un Futuro Esperanzador