¡Descarga la app!

Accede a más contenido como este.

Una Manera Única de Dar el Ejemplo

Existen maneras, momentos y lugares para dar la respuesta adecuada y de sanación. Descubre en el siguiente artículo la manera de dar ejemplos en tu vida.

Publicidad


“He visto la tarea que Dios ha dado a los hijos de los hombres para que en ella se ocupen”. Eclesiastés 3:10

Si logramos imitar al Señor en su camino, seguramente podremos poner en práctica día a día distintos ejemplos que encontramos en la Biblia. 

Pero debemos comprneder realmente qué significa la Fe y los aprendizajes de cada pasaje que aparece en la vida de Jesús y de nuestro Padre Celestial.

Lo que se busca es comprender y poder amar del mismo modo que lo hacen desde el Templo de los Cielos. Ese Amor no es algo que solamente sucede en nuestro Espíritu y en nuestra mente. Ese Amor llega plagado de bendiciones para poer servir de corazón al prójimo.

Las bendiciones que Dios nos regala cada día son para superarnos y aprender. 

Publicidad


“Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas”. Efesios 2:10

¿Cómo podemos transmitir nuestras acciones de forma clara y con respeto?

Una herramienta muy valiosa, que muchas veces pasamos por alto, es actuar con el ejemplo.

Las personas, por lo general, son más receptivas y comprenden mejor cuando se les explica cómo abordar una tarea. 

Al lograr tomar decisiones basándonos en la senda del Espíritu Santo, con nuestras obras y acciones, el Amor y la Misericordia de Dios se verá reflejada diariamente. 

Tenemos una misión clara y un rumbo guiado por Dios, tomemos su ejemplo cotidianamente.

Publicidad


“Entonces le dijeron: ¿Qué debemos hacer para poner en práctica las obras de Dios?” Juan 6:28

Resulta muy importante transitar el camino por el que nos Guía El Señor con su Infinita Luz.

Tomemos conciencia de lo trascendentes que son nuestras acciones, procurando que nuestros comportamientos puedan servir de modelo a otras personas.

Somos llamados a contribuir con el fruto de nuestras obras y acciones al desarrollo Espiritual de nuestros hermanos y hermanas, siendo la fuente de inspiración y de ejemplo supremo,

También nosotros deberemos estar dispuestos a tomar el ejemplo de nuestros seres queridos y familiares para enriquecer nuestras vidas.

Personas que te rodean en tu labor cotidiana, amigos o amigas, personas que te ayudan a incorporar las enseñanzas que El Señor les provee también a estos seres de luz, que tanto nos conocen y acompañan.


“Sed, pues, imitadores de Dios como hijos amados; y andad en amor, así como también Cristo os amó y se dio a sí mismo por nosotros, ofrenda y sacrificio a Dios, como fragante aroma”. Efesios 5:1-2

Día a día nos preocupamos por nuestras propias luchas.

No debemos darnos por vencidos ya que la mano del Señor ya está actuando en Tí y en las personas a las que hemos alcanzado con su Palabra.

Tengamos siempre presente que somos un instrumento para guiar al prójimo hasta la senda del Espíritu Santo.

Establece ahora mismo un plan de acción e intenta dar ejemplos cotidianos que te acerquen a la apertura total del corazón hacia Dios.




Versículo diario:


Artículos anteriores

Diciembre: El Mes del Milagro Universal

Perdiendo el Rumbo del Camino

El Nacimiento de Algo Especial